Ruinas al Pop (haciendo clic en la foto se escucha arqueologia pop)

miércoles, 15 de febrero de 2012

The Catamites: el sonido de un viaje al infierno


The Catamites (elnombre se las traees el dúo formado por Stephen O'Malley guitarrista de Sunn O))) y de Khanate con Chris Brokaw  y batería y Codeine que tocaron el lunes pasado en el Magasin 4 de Bruselas.
Los anuncios del evento recomendaban llevar tapones para los oídos y el calificaban de terrorista sonoro a O'Malley. La recomendación y el adjetivo resultaron ser ajustados y certeros. Sin tapones hubiera sido difícil disfrutar del concierto (o atentado sonoro) que perpetraron los Catamitas.
Durante algo menos de una hora ejecutaron cuatro piezas brutales. Dos de dúo batería versus guitarra y otras dos en forma de duelo de guitarras. En realidad ambos tocaron la guitarra más con los pies que con las manos ya que los efectos que conseguían con los pedales influían más en el sonido final que las habituales pulsaciones con los dedos en las cuerdas.
La toma de contacto con el dúo fue relativamente civilizada, un largo tema (?) de casi doce minutos con elementos de free-jazz, avant-garde rock o post-rock antes de adentrarse en el doom-metal, sludge-core, drone o lo que fuere…. Vease aquí:



La segunda canción (?) fue esta:



Los primeros cuatro minutos consisten en un diálogo entre la guitarra de O'Malley y ... el jack de la guitarra de Brokaw!!!
Brokaw comienza la pieza agachado a la izquierda (para verlo había que estar cerca) frotando el jack contra la pernera de su pantalón para producir un ruido que procesa con los peles, amplifica y luego reprocesa y distorsiona jugando con los botones de los pedales de su equipo para convertirlo en un estruendo que no llega a apagar las notas larguísimas y reverberantes que O 'Malley vierte pausadamente hasta que Brokaw enchufa el jack en su guitarra para producir sonidos aun más angustiosos y estridentes. Un lento descenso a los infiernos en un ascensor chirriante que roza con las paredes más ásperas… y una experiencia inolvidable y… placentera. El impacto de tanta distorsión a un volumen salvaje y con tal parsimonia provoca una sensación tanto física como emocional que conduce a … al disfrute de una expresión artística sonora!

1 comentario:

  1. gracias por esta entrada, estaba buscando cosas sobre Catamites!

    ResponderEliminar